Evolución de Alma, la otra perrita de prácticas

Alma,es una perrita que como su nombre lo indica, tiene un espíritu luchador y amoroso, cruce de Labradora y Pastor Belga,con 12 años, que gracias a los cuidados de su propietario (alumno de las clases de fisioterapia) ha conservado una buena calidad de vida todos éstos años.

Cuando tenía 6 años comenzó con una cojera de la pata posterior izquierda, que se fué exacerbando con el tiempo, por lo que deciden hacer RX y confirman una Displasia de cadera, que es una alteración en los cartílagos de crecimiento en animales en desarrollo, que con el tiempo se transforma en una osteoartrosis, con la consecuente sintomatología crónica.

Comienza con un tratamiento conservador con AINES (antinflamatorios no esteroides) para el dolor y condroprotectores para preservar ambas articulaciones, durante todos éstos años, pero hace un tiempo su cuadro comenzó a empeorar, ya que no se mostraba tan dispuesta a sus paseos diarios, además de mostrar una cierta apatía.

Actualmente presenta una hipotrofia muscular del MPI (por menor apoyo del mismo, ya que la lesión era severa), y una ligera desviación del codo del mismo lado, ocasionada por una contractura crónica del Tríceps .

El tratamiento médico fué correcto pero incompleto, ya que “no le indicaron fisioterapia como coadyuvante”, ésto le hubiese permitido un descenso, e incluso un descanso a intervalos, de la medicación, evitando sus efectos secundarios, como ser los episodios de gastritis y diarreas, que suelen darse por el uso indiscriminado de AINES en los Labradores y Golden Retriever.

Gracias a las clases que decidió tomar su propietario por motivación personal, ella comenzó a recibir magnetoterapia y láserterapia (ambas terapias analgésicas y antiinflamatorias) en cadera.

También ultrasonidos para la contractura del tríceps en la mano anterior del mismo lado (MAI) afectada por sobrecarga de su pata posterior izquierda (MPI)

A las pocas sesiones, pudimos comprobar como había mejorado su estado general, ya que se mostraba más animada y juguetona, su pelaje más brillante, indicando menos stress, y su andar sobretodo más natural.

 

En los cambios de clima, éste tipo de lesiones se exacerban, sobretodo con el frío y la humedad, así que se recomienda un plan de rehabilitación de mantenimiento, en el que se pueden incorporar ejercicios activos, luego de la aplicación de calor, masajes y estiramiento del tren anterior, que sufre la sobrecarga, incluso le sería muy beneficiosa la hidroterapia, ya que movilizaría y tonificaría sin cargar peso.

También se recomienda una ortesis de soporte de la articulación de la cadera, para disminuir la exigencia de dicha articulación durante sus paseos.

“En las prácticas los alumnos, pueden observar la evolución de los casos, aplicar sus conocimientos y sobretodo crear sus propios tratamientos en base al criterio que ellos mismos elijan, de éso se trata el aprendizaje, de abrir nuestras posibilidades terapéuticas, al punto de que no dejemos nunca de buscar alternativas…”

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *