Siempre es posible mejorar un cuadro crónico


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/9/d442744239/htdocs/rehabilitacionveterinaria.es/wp-content/plugins/really-simple-facebook-twitter-share-buttons/really-simple-facebook-twitter-share-buttons.php on line 514

Este pensamiento es real, no es una contradicción, el hecho de que se pueda mejorar un estadío crónico de una enfermedad (entendiendo por tal a un malestar lento y que lleva tiempo ) ya que suele haber un dolor crónico, consuntivo, que produce un stress en el organismo, y que vá deteriorando la calidad de vida del paciente.

A menudo suele darse en pacientes de edad avanzada, enfermedades propias del envejecimiento con el consecuente deterioro de sus funciones normales, como ser la artrosis, déficit cognitivo, etc.

Pero también , y de hecho son más habituales, las lesiones que al no recuperarse correctamente con reposo y rehabilitación, se mantienen en el tiempo y se cronifican…

Este es el caso de DUQUESA (la cual hace honor a su nombre) una Dogo Argentino de 10 años, la cual presenta una lesión crónica en la actualidad, por un trauma que lesionó su hombro izquierdo hace 4 años.

En Rehabilitación consideramos mejorar el dolor crónico ocasionado por la rigidez por desuso de los tejidos, ya que al haber dolor constante, el animal no apoya la extremidad ocasionando una anquilosis (fibrosis) articular y la atrofia muscular concomitante.

Solemos pensar que el animal cojea o claudica, por acostumbramiento, pero muchas veces se transforma en un impedimento biomecánico, es decir que la extremidad se acorta por falta de apoyo con el tiempo.

En el caso de Duquesa, posiblemente se hayan juntado varios factores predisponentes para acabar con un cuadro tan severo, ya que según parece hace unos años sufrió de una luxación del hombro izquierdo por un fuerte impacto,que intentaron reducir con un par de intervenciones quirúrgicas, pero sin obtener un resultado satisfactorio.

Estuvo con tratamiento conservador con AINES durante un tiempo, pero tuvieron que suspenderlos debido a su intolerancia digestiva, por lo que actualmente se encuentra sin ningún tipo de analgesia alternativa.

Tenemos un hombro anquilosado y artrósico , con el consecuente dolor crónico ,entumecimiento y menor ROM (rango articular confirmado por goniómetro)

Las articulaciones distales como codo y carpo también disminuyeron su rango de movilidad, con flexión y extensión disminuídas.

Todos sabemos que una extremidad que no apoya a largo plazo, produce un detrimento de los cartílagos articulares por falta de carga,con su consecuente deshidratación y degeneración.

Igual suerte sufren el resto de los tejidos blandos como ligamentos, tendones y músculos, se debilitan y atrofian acortando más aún la mano.

Además hubo un daño del plexo braquial (nervios medulares a nivel de cervicales y toráxicas) produciendo un déficit neurológico de disminución de sensibilidad, reflejos y capacidad motora, en mitad de cara y mano izquierda.

Nervios como el facial, el trigémino, y el radial con su típica mano en bola han sido severamente afectados)

Y como si todo ésto fuera poco, su organismo ha creado mecanismos de compensación de columna con una escoliosis secundaria) y una debilidad y contractura por sobrecarga de la mano contralateral y las extremidades posteriores.

Todo este cuadro conlleva (Soportar con resignación una enfermedad, una pena o una situación que no satisface completamente) a una dificultad para incorporarse, andar o sentarse.

Sólo una persona que ha conocido lo que es un dolor crónico, podrá entender lo que repercute a nivel psicológico, ya que hay un cambio de actitud por parte del individuo, pudiendo ir desde una depresión hasta mayor irritabilidad. que en el caso de los animales se evidencia en apatía y renuencia a los paseos diarios.

Hemos tratado a corto plazo éste dolor inhabilitante, con Traumel, terapias físicas como la magnetoterapia ,láser, ultrasonidos y acupuntura. El efecto de todas ellas es analgésico, antiinflamatorias y relajantes, además del efecto específico estimulante neurológico que nos proporciona el magneto a nivel del plexo braquial.

También incorpora una ortesis de hombro para sostener y calentar la articulación escápulo-humeral.

Queda mucho por hacer a medio y largo plazo en su terapia, ya que el paso siguiente tendría que ser lograr el apoyo de dicho miembro para evitar que los mecanismos de compensación sigan su progreso, con el riesgo de peores consecuencias, preservar y conservar el resto de sus cadenas cinemáticas (Diagrama de Dempster)

Que seguramente podríamos lograr más mejoras? seguramente…pero nos quedamos con una sensación gratificante de haberlo intentado todo y de un cálido agradecimiento de su familia que la cuida y la ama!!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *